Search here...
TOP

About

Hace 33 años, se me ocurrió la brillante idea de nacer en la ciudad con más aire del mundo, ahí donde se fabrica el frío (o eso dicen); en Zaragoza.

Mi infancia la pasé en un pueblecito muy pequeño de la Ribera Baja del Ebro, donde crecí en absoluta libertad y felicidad, jugando y respirando aire limpio. Donde las puertas de las casas estaban abiertas, se llamaba a los timbres de los amigos para jugar y a los de las señoras mayores para hacer trastadas y salir corriendo. Donde se salía a la “fresca” por la noche y tu madre te gritaba por el balcón para cenar. Y cenabas en la calle. Donde todo era mucho más fácil y más lento que ahora.

A los 16 años nos fuimos a vivir a la “city” para estudiar más y mejor. Mi sueño de ser piloto de F-18 del Ejército del Aire (si, es en serio) quedó truncado porque todos me decían que eso era “de chicos”, y me lo creí. Eso, y jugar al fútbol, que lo hacía estupendamente. Pero después, me enfadé con el mundo y con la comunidad educativa, y con la sociedad y con todo en general, y como la rebeldía me pudo, los mandé a todos al cuerno.

Hoy, no soy piloto, pero me formé para trabajar en lo que me gustaba, y sí, trabajo en un “sitio de hombres”, y aunque por suerte cada día somos más y más mujeres, siempre me he sentido una más. A los que me dijeron NO PUEDES… tomad, dos tazas. [No confirmaré ni desmentiré mi oficio… por si os pica la curiosidad].

Me fui a vivir a Madrid y como no podía ser de otra forma, me enamoré de un madrileño, y tras un “tiempecico” juntos tuvimos una preciosa hija, la cual, salvo catástrofe mundial, será hija única (me abandero a mi misma como defensora de las familias que tienen un sólo hijo y que pueden ser felices igual que las demás).

Para completar la familia, tenemos un gato esponjoso, por si eso ayuda a quedar un poco como “familia más ideal”.

A partir de entonces, me puse a escribir en el Blog, y a cambiar mi deseo de llegar a lo más alto profesionalmente por llegar a lo más alto en la vida. Buscar la felicidad con mi familia y exprimir la vida al máximo se convirtió en mi objetivo principal. El trabajo te da felicidad, pero te quita demasiado tiempo. Mi tiempo es hoy para mi, para mi familia y sobre todo, para mi hija. Tengo un horario que me permite conciliar a la perfección mi vida profesional con la personal y la familiar.

Me encuentro evolucionando como persona, pero aún más como madre, dirigiendo mi maternidad hacia una más consciente, más respetuosa y mucho más alternativa que la que conocemos hasta ahora. Al igual que la educación en el hogar, defiendo una educación consciente, respetuosa y alternativa en los colegios por lo que hemos terminado eligiendo para mi pequeña, uno “no tradicional”, descubriendo que una educación diferente a la que nosotros tuvimos es lo mejor que podemos darles a nuestros hijos.

Soy una enamorada de la reivindicación social que pretende conseguir eliminar las desigualdades entre niños y niñas desde la infancia. Siento pasión por la fotografía, por el buen comer y por reír con los buenos amigos. Soy achuchable y rebelde a partes iguales. Me gustan las fiestas de música electrónica  y  practicar el yoga al aire libre en silencio. Me gusta la comida saludable y amo comerme una hamburguesa en un parque. Me gusta estar rodeada de gente y amo la soledad. Soy “zen” hasta que me enfado. Soy blanco y soy negro. Soy Leo, en todo su esplendor.

Otros Blogs me han servido de guía en muchos momentos de mi vida, y de mi maternidad, y ahora espero que esté pueda servirte a ti.

No olvides que aquí solo encontrarás opiniones sinceras, aquello que a mi me ha servido o que nos es útil a nivel familiar. En este Blog no encontrarás nada que no sea honesto y fiel a nuestros principios y a nuestras creencias. No te preocupes, no encontrarás publicidad engañosa y ni enmascarada, simplemente acercaré a tu hogar, lo que está en el nuestro.

Si quieres contactar conmigo, no lo dudes ni un minuto, estaré encantada de contestarte.

Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.