LA OPINIÓN DEL EXPERTO MATERNIDAD NIÑOS

La opinión del experto: adquisición del lenguaje.

Hoy estreno esta sección en la cual podréis encontrar entrevistas a especialistas de diferentes materias y donde podréis obtener información de gran valor para aplicar tanto en la educación a nuestros hijos  como en nuestra vida cotidiana y en momentos concretos de nuestra vida. Espero que os guste y os sirva de gran ayuda.

Hoy cuento con una invitada especial la cual a parte de amiga es un referente para mi en cuanto a formación, conocimiento y forma de ver la vida. Buena persona donde las haya, aventurera y además excelente profesional, con un curriculum envidiable. Le agradezco de corazón que haya querido aportar su conocimiento hacia todos los lectores de este blog.

Hoy hablaremos sobre lenguaje infantil sobre la adquisición del mismo, sobre los miedos (infundados o no) que tenemos los padres, los errores que se cometen al enseñar a hablar a nuestros pequeños y consejos, entre otras cuestiones.

Y a continuación, os dejo con la entrevista.

Gema, nos encantaría conocerte un poco antes de comenzar la entrevista ¿Qué nos puedes contar de tí?

En primer lugar, saludar a todos los lectores de tu blog y agradecerte, Luz, tu confianza en mí. Espero ser de ayuda y aclarar algunas dudas relacionadas con el desarrollo comunicativo-lingüístico de los niños y la importancia de una adecuada estimulación del lenguaje.

Mi nombre es Gema, estudié magisterio de Audición y Lenguaje y luego me especialicé con un Postgrado en Logopedia en la Universidad de Zaragoza. Más tarde me licencié en Psicopedagogía por la UNED y recientemente he terminado un Máster en Neuropsicología y Educación por la UNIR.

En primer lugar ¿crees que los padres y madres estamos un poco obsesionados con la precocidad del comienzo del lenguaje de nuestros hijos? ¿Crees que queremos correr demasiado?

Lo que conocemos como “desarrollo típico” en base a estudios evolutivos va por un lado (quizás esto sea lo que a algunos padres les preocupe) pero, en la mayoría de los casos, la madurez de cada niño va por otro y eso es algo que hay que respetar. Que un niño comience a adquirir el lenguaje precozmente no tiene por qué ser indicativo de una precocidad en todo lo demás, al igual que ocurre con niños con un desarrollo más lento.

Todos los niños no empiezan a hablar al mismo tiempo ni desarrollan el lenguaje expresivo a la misma velocidad. Por eso, en los niños más pequeños (hasta los 2 años), el nivel expresivo no es un buen indicador de dificultades. Sin embargo, existen una serie de conductas previas que sí deben aparecer de manera precoz y que son condiciones necesarias, aunque no suficientes, para el desarrollo del lenguaje.

¿Cuales son los factores que influyen para favorecer un correcto lenguaje en los niños? 

Hay cinco factores principales que indicen en el desarrollo del lenguaje: factores sociales, perceptivos, cognitivos, conceptuales y aquellos factores púramente lingüísticos. Es un tema muy amplio.

A modo de resumen me gustaría señalar la importancia de algunos de ellos como :

  • La atención ;realizar tareas como pintar, jugar con plastilina… favorecen su desarrollo. Es importante seleccionar un momento adecuado y eliminar distractores. Además las actividades han de ser de corta duración.
  • La imitación que también es fundamental ya que favorece el aprendizaje de reglas sociales
  • El juego simbólico :jugar de manera imaginativa imitando situaciones de la vida real.

A nivel estrictamente logopédico los fundamentales son:

  • Que tenga adquirido el soplo ; lo podemos favorecer con juegos con silbatos,velas,flauta, pompero….
  • Una correcta deglución; muy relacionado con la dentición, la formación del paladar y ofrecer una buena alimentación.
  • Que tenga una adecuada disciminación auditiva ;los juegos de sonidos, onomatopeyas y fonemas favorecen este aspecto.
  • Que tenga una buena motricidad bucofacial (hay muchos vídeos con ideas de praxias bucofonatorias que se pueden hacer en casa).

Hay muchos papás y mamás preocupados “porque sus hijos aún no hablan” ¿Hay una edad límite donde debamos preocuparnos si comprobamos que nuestros hijos no hablan lo suficiente o lo hacen mal?

Lo fundamental es que en el niño exista intención comunicativa, es decir, deseo para querernos contar algo, o bien porque señala, o simplemente, porque nos coge de la mano para llevarnos donde él quiere. Esto es lo realmente importante, comprobar que, no solo parece comprender el mundo que le rodea, si no que además, se muestra interesado en interactuar con él. En este sentido se puede empezar a identificar sospechas de trastornos que afectan a la comunicación y a la comprensión del lenguaje entre los 18 y los 24 meses.

A nivel expresivo, a los tres años y medio el niño debería tener un abundante lenguaje oral aunque no se le entienda bien.

La edad clave son los 5 años. A esa edad el niño debería tener un vocabulario extenso, hablar con claridad, formar oraciones completas (sujeto-verbo-objeto), ha de saber contar historias (aunque sean breves) y verbalizar situaciones que invente mientras juega.

 ¿Que consejos darías para estimular el lenguaje que podamos llevar a cabo sin dificultad en nuestras casas?

Ofrecer un buen feedback comunicativo y crear pensamiento en el niño a través del juego son las claves de la estimulación. Se puede aprovechar cualquier situación cotidiana para estimular el lenguaje, por ejemplo: responder a todo lo que el niño dice, aunque no tenga sentido o no lo entendamos; es bueno sobreinterpretar para que se sienta motivado a hablar y siempre obtenga una respuesta.

También favorece anticiparle lo que va a suceder a lo largo de la mañana o de la tarde, jugar a ennumerar vocabulario por campos semánticos (medios de transporte, animales, alimentos, colores…) y mucho mejor si es con apoyo visual (un cuento, fotografías, pictogramas, objetos reales…), al leerles un cuento detenerse para hacerles preguntas del tipo ¿por qué hizo esto? ¿qué crees que va a pasar ahora?. En definitiva, pasar el máximo tiempo posible con ellos y verbalizar todo lo que vemos o hacemos. Además, la realización de preguntas sobre lo dicho y la repetición de las mismas actividades son importantes para que consigan generalizar el vocabulario que van aprendiendo a otros contextos y con otras personas.

A mi, personalmente, siempre me ha parecido un error hablarles a los niños como si nosotros mismos fuésemos bebés, con palabras mal pronunciadas, incompletas o erróneas ¿Crees que dañan al desarrollo del lenguaje?

Totalmente de acuerdo. El lenguaje se va desarrollando a partir de modelos, si hablamos inadecuadamente el pequeño también lo hará porque le hemos enseñado así. Está comprobado que utilizar un lenguaje infantilizado lleno de diminutivos, palabras inventadas u onomatopeyas para dirigirnos a los niños, limita notablemente su adquisición de vocabulario. Es fundamental, además de una responsabilidad por parte de los padres, ofrecer un adecuado modelo lingüístico.

En líneas generales, ¿Qué aspectos básicos deberíamos los papás y mamás tener en cuenta a la hora de ayudar a nuestros hijos a hablar? ¿Qué consejos nos darías?

– Escuchar al niño con atención favoreciendo siempre el contacto visual.

– Si dice una palabra mal, reformular nosotros mismos su enunciado volviendo a decir la palabra errónea correctamente, es decir, corregir pero de forma indirecta.

– Jugar a silabear palabras con palmadas, golpes… (ma-ri-po-sa). La conciencia silábica es un aspecto importante de la adquisición del lenguaje oral y posteriormente de la lectoescritura.

– Evitar hacerle preguntas cuyas respuestas sean un “sí” o un “no”, se hará por ejemplo la pregunta “¿quieres una pera o una manzana?” en lugar de “¿quieres una pera?”.

– Evitar utilizar un lenguaje infantilizado al dirigirse a él. El niño utiliza este lenguaje infantil porque se encuentra en este estadio del proceso de adquisición del lenguaje y si lo imitamos estaremos frenando su proceso evolutivo.

– Intentar no responder en lugar del niño.

– En el caso de niños que abusan de gestos o sonidos cuando piden algo. Decirle que lo diga “con palabras” y aunque lo diga mal, reforzarlo siempre.

– Es muy motivante para el niño, contarle cuentos cortos, en los que intervengan animales,  y ellos puedan participar haciendo ruidos, bailes, gestos, etc., luego conviene hacer una serie de preguntas sencillas sobre el contenido.

– Y por último, abandonar esa idea de que debemos “forzar” a un niño a hablar bien: además de no ser posible, es una actitud que puede alterar nuestra relación con él.

– Ayudar a un niño que se enfrenta con mayores dificultades de las normales consiste en situarnos a su nivel, ajustarnos a su ritmo y aumentar la calidad y la cantidad de nuestra estimulación pero siempre al servicio de una comunicación placentera y útil.

 

Espero que os haya gustado, pero sobre todo, espero que os sirva de utilidad.

«

»

6 COMMENTS

  • Ay Luz, por fin he podido leer tu nueva sección y tengo que decir que ME ENCANTA y concretamente este tema me ha parecido super interesante.
    Yo también creo que no hay que hablar a los niños como si nosotros fuésemos bebés. A mi hijo siempre le he hablado claramente, desde recién nacido.
    Ahora pago las consecuencias… Habla por los codos Jajajaja.
    Un beso!

  • Me encanta tu nueva sección y esta entrevista en concreto me ha parecido fantástica. Es un tema que me gusta mucho y que preocupa a muchísimos padres. Creo que Gema ha aportado una información valiosísima en esta entrevista y que será de ayuda a muchas familias. Besos!

  • Mony

    Me parece genial esta nueva sección y entrevista. Una visión profesional nos ayuda a esclarecer muchas dudas que tenemos los padres.

  • Dacil

    Me encanta el post. Me parece muy útil. Ya he pasado esa etapa de mis niños, pero con el mayor sufrí el acoso de los opinologos desde los tres años. Menos mal que no les hice caso, pero sufri muchas dudas e inquietud por si esraba equivocandome

  • Luz ¡enhorabuena por esta nueva sección y esta entrevista! Me ha encantado. Me parece que tranquiliza mucho a los padres y da pautas concisas para favorecer la adquisición del lenguaje. A mí es un tema que nunca me ha preocupado y eso que Diego está empezando a hablar ahora. Pero si que es verdad, que todo el mundo preguntando si habla, y ¿cómo que aún no habla?; puede llegar a agobiar un poco. Por eso contar con opiniones expertas que tranquilizan en este sentido ayuda mucho.
    Un beso

Responder a Maribel Maral Maternal Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Pingback: Recomendaciones semanales (22-29 octubre) – Cuentos de Amatxu on 24 octubre, 2016